¿De qué hablamos cuando se trata de Actividad física?

¿De qué hablamos cuando se trata de Actividad física?

enero 5, 2019 Información práctica 0

Al moverte más, haces más por tu salud

Realizar actividades que requieran algún esfuerzo físico para nuestro organismo en la cotidianidad es tan importante como benéfico, por el contrario, permanecer con niveles bajos de actividad tiene consecuencias perjudiciales. La Organización Mundial de la Salud considera que sólo para la diabetes, la inactividad física como causa principal representa directamente un 27% de los casos totales. Algo similar pasa con los casos de cáncer de colon, de mama y la carga de cardiopatía isquémica.

Es recomendable practicar al menos 30 minutos diarios de actividad física diaria moderada o intensa; no tiene que ser forzosamente “ejercicio” (una actividad estructurada y planificada), esta puede realizarse como parte de casi todas las actividades y tareas en las que nos vemos involucrados a diario. Desafortunadamente mucha gente opta por opciones de transporte y actividades que propician el sedentarismo, sobre todo en entornos urbanizados, perdiendo oportunidades para sumar minutos importantes de esfuerzo físico.

Los niveles de actividad y los MET’s

Hay tres niveles principales de actividad física: Leve, moderada e intensa, de acuerdo a la intensidad que requiera alguna acción. La intensidad a su vez es la velocidad a la que se realiza una actividad, así que entre más rápida supondrá un mayor esfuerzo por tu parte, aunque esto varía de persona a persona la actividad física puede medirse en MET’s, los cuales pasaremos a detallar un poco.

Un MET, también llamado “equivalente metabólico” se entiende como el costo energético de estar en reposo y equivale a 1 kcal/kg/h, es decir que una persona que pesa 65 kg que permanece una hora sentado quema 65 kcal, esto será un MET para nuestro ejemplo en específico.

Las actividades moderadas son aquellas que aceleran perceptiblemente el ritmo cardiaco tales como caminar rápido, bailar o algunas labores del hogar. Se estima que estas actividades consumen de 3 a 6 MET’s, es decir, el triple de costo energético de estar en reposo.

Las actividades físicas intensas son aquellas que nos llevan a respirar más rápido y además aceleran nuestro ritmo cardíaco, puede ser caminar pendiente arriba, cargar objetos pesados o practicar algún deporte. Estas actividades representan un costo energético de más de 6 MET’s

Tomando nuestro ejemplo anterior, si esta persona ocupara una hora en caminar en vez de pasarlo sentado, se estima que quemaría mínimo 3 kcal. Más aún, si tomara 20 minutos para realizar alguna actividad intensa estaría quemando el doble de calorías que manteniéndose en reposo una hora completa.

En conclusión, la actividad física es indispensable para llevar una vida sana. Al hacer conciencia de los tipos y niveles de actividad que se pueden realizar se puede lograr cumplir con el mínimo recomendado y superarlo. La mayoría de actividades que suponen esfuerzo no se desvían de las tareas cotidianas y no se necesitan equipos adicionales o costosos para disfrutar sus beneficios.

(Puedes consultar más detalles de la Organización Mundial de la Salud sobre la actividad física para niños, adultos y mayores aquí).

Síguenos si te gusta el contenido, o regálanos un like.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *