Consejos para integrar actividad física en tu día a día

Consejos para integrar actividad física en tu día a día

enero 3, 2019 Información práctica 0

 

Distintos tipos de organizaciones y centros de investigación en salud, como la Organización Mundial de la Salud dan un lugar importante a la actividad física en la rutina diaria para disminuir el riesgo de enfermedades como la diabetes. Una acumulación de 30 minutos diarios realizando alguna tarea que requiera esfuerzo puede representar una diferencia a favor de disminuir el riesgo de desarrollar patologías como la diabetes tipo 2, hipertensión arterial, colesterolemia, entre otras.

Diariamente puedes encontrar diversas oportunidades no solo para lograr el mínimo de minutos recomendados de actividad sino superarlo fácilmente. En seguida una serie de ideas que pueden ser fáciles y de utilidad para ti.

1. Caminar puede resultar más útil de lo que crees.

Si sueles viajar en el transporte público busca rutas que te permitan caminar unos metros más, puede ser bajando una calle o una estación antes. A veces las rutas alternas pueden resultar más rápidas al evitar factores como el tránsito vehicular o fallas en el servicio de transporte.

2. Las escaleras ayudan mucho.

Es común que las oficinas de trabajo o departamentos se encuentren en edificios muy altos donde se evitan las escaleras para esperar un elevador. Subir y bajar dos o tres pisos por las escaleras resulta en una mejora para la condición física, la cual notarás constantemente en tu resistencia.

3. Propón actividades con familia y amigos en donde se requiera algo de actividad.

Los parques públicos y de diversiones suelen organizar actividades recreativas que implican actividad física aun cuando no sea esa su principal intención. Recorridos en bicicleta, exposiciones al aire libre e incluso un recorrido por los interiores de un museo puede sumar a los minutos de actividad física.

4. Proyectos en casa.

Tanto una reparación sencilla que requiera unos minutos sin estar acostado o sentado, como remodelaciones que requieran días, ayudarán a que los niveles de actividad física puedan ser buenos al mismo tiempo que los logros serán de gran satisfacción personal.

5. Hay actividades cotidianas en donde se puede hacer un poco más.

Solemos ocupar tiempo en pequeños trayectos a las tiendas, supermecados y plazas que comúnmente suponen caminar. Si se tiene la oportunidad de ocupar una bicicleta representará un esfuerzo más productivo, pues de acuerdo a los niveles de esfuerzo clasificados por la Organización Mundial de la Salud (¿De qué hablamos cuando se trata de actividad física?) a más esfuerzo más beneficios para la salud y bienestar.

6. Pasatiempos.

El tiempo que dedicamos a recrearnos y abstraernos de las tareas diarias ayuda a mantenernos con energía y productivos, también puede representar oportunidades para sumar actividad física. Desde 10 minutos en bicicleta, patineta, patines o corriendo, entre muchas opciones más serán de gran ayuda.

Estos son solo algunos consejos en donde se puede hacer una mejora a favor de nuestra salud a través de la actividad física, pequeños hábitos que integrándolos a la vida diaria tendrán efectos positivos para nuestro organismo además de incidir en el estado de ánimo de cada persona.

Vale la pena saber que a diferencia de otros países en donde se han hecho investigaciones metodológicas respecto a la actividad física para reducir los niveles de riesgo ante distintas patologías, en México hay una deficiencia de datos que exploren esta relación (Puedes ver una publicación del CEDAC al respecto aquí).

Regresar a página de inicio

Síguenos si te gusta el contenido, o regálanos un like.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *